Todo
0
(No)tables
0
Análisis
0
Información
0
Otros medios
0
Pantalla
0
Pesquisas
0
Trascendió
0
Uncategorized
0

¿Por qué CambioQRR?

septiembre 16, 2016
Cambio significa renacer. Transformarse al asumir el reto de lo nuevo. Modificar lo necesario, y decidir qué es lo que debe permanecer. En Quintana Roo el cambio que inicia en septiembre del 2016 modificará, obligadamente, los espacios de comunicación. Y, estamos ciertos, deberá eliminar el seudo periodismo basado en el agravio y el chantaje que hemos padecido. CambioQRR surge, precisamente, en la energía de esta transformación. Nuestra pretensión, también obligación social, será darle voz y sentido a las expresiones políticas de este cambio, con enfoque ciudadano, crítico, vivencial, objetivo, puntual. La realidad siempre gana todas las batallas. Es a esa realidad a la que invocamos en este espacio. Realidad incómoda, maloliente, corrompida, desagradable, brutal. Realidad cuya transformación debe ser el punto de partida, y también el punto de encuentro de todo cambio. Realidad, también, de inmensas libertades y convivencia armónica que queremos preservar. Realidad de oportunidad y crecimiento, realidad de hombres y mujeres honestos que han demostrado ser más que los filibusteros del poder. Es esta realidad la que no otorga “patentes de Corzo” a ningún protagonista del nuevo poder. Y que tampoco borra pasados. En Quintana Roo no hay ríos que al cruzarlos, como dice la Biblia, limpien los pecados políticos. Esta realidad es la que habremos de conjurar en este espacio. CambioQRR es un título que nos define. Aquí hablaremos de Quintana Roo y de Quien Resulte Responsable, abiertos a la participación de nuestros lectores. Con respeto. Con seriedad. Con un compromiso por lo que hemos hecho toda la vida: Periodismo.
Otros medios

Cuarteleras

marzo 23, 2017 0

¿Por qué no protegieron al periodista asesinado en Guerrero?

marzo 8, 2017
México, 8 de marzo.- Entrevistado por Ciro Gómez Leyva, el subsecretario de Gobernación Roberto Campa, repitió varias veces que al reportero Cecilio Pineda se le ofreció “salir de Ciudad Altamirano”, lo que equivale a la total rendición, del Estado mexicano, ante el crimen organizado. O sea, para que nos vayamos entendiendo, que todos los periodistas mexicanos debemos abandonar nuestras ciudades, o en su caso, el país para “sobrevivir”.  Esa es la respuesta de la autoridad.  Impotente y, también, incapaz. La obligación de nuestros gobernantes, por encima de todas, es proveer a los mexicanos de seguridad.  Eso fue lo que no hicieron con Cecilio Pineda. Le ofrecieron, insistió Campa, “una casa refugio”… O sea, en buen español, jódete la vida, la vida tuya, como periodista, como ser humano, porque no pueden ni protegerte ni combatir o, en su caso, someter a los criminales que te amenazan.  Aquí no hay helicópteros artillados que lleguen a tu defensa. Hay unas “medidas cautelares” que, como me he cansado de repetir, consisten en un celular que ellos, autoridad, llaman “botón de pánico” y que sirve, según la Subsecretaría de Gobernación, para llamar a la policía en caso de que vengan a dispararte con cuernos de chivo. Un caso triste, parecía decirle Roberto Campa a Ciro, pero que pareciese que fue responsabilidad del reportero.  Y no fue así. Al presidente Enrique Peña Nieto lo “cuidan” 914 militares y policías, según se publicó en el más reciente festejo del Estado Mayor Presidencial.  Bastaría con contar cuántos policías federales están en las “escoltas” de funcionarios públicos y sus familias.  A Cecilio Pineda no le pusieron a tres o seis o los que fuesen necesarios para “protegerlo”, ya que la autoridad, la policía, el Gobierno estatal y federal, parecen no poder “vencer” el inmenso poder de ese delincuente apodado “El Tequilero” que había amenazado a Cecilio. ¿Para qué?  Con ofrecerle una casa refugio… supongo que le llevarían, conmiserados, unas tortas de vez en cuando para que él, su esposa y su hija con problemas de salud, no se muriesen de hambre. ¿De qué iba a ganarse la vida el periodista? Personalmente creo que muy pocas personas querrían vivir en Ciudad Altamirano, o en cualquier otra población de Guerrero donde la impunidad y la violencia son el pan de cada día.  Pero millones de mexicanos tenemos el derecho de vivir en el lugar en que decidamos hacerlo, donde nacimos o donde nos sentimos a gusto. ¿Por qué Cecilio Pineda debía abandonar su sitio de residencia?  Si a esas vamos que a todos los mexicanos de Guerrero, de Veracruz, de Tamaulipas, de Nayarit, de todas esas entidades donde la noticia es el hallazgo de cadáveres y la nula investigación de los responsables, nos den una “casa” en otro país para refugiarnos. Qué vergüenza. Por lo menos a mí, mexicana, me da mucha vergüenza que hayan sido tan incapaces, todas las autoridades mexicanas para evitar que el humilde reportero, que no quería hacer otra cosa que su trabajo, fuese asesinado. Si alguna,

La carrera política para el 2018: Cada chango a su mecate que al que cría cuervos le sacaran los ojos…

marzo 8, 2017
Quintana Roo, 7 de marzo.- El triunfo del “Gobierno del cambio” fue la consecuencia, entre muchas, muchas causas, de reacomodos y “saltos” políticos. Un descontento generalizado ante la anterior administración, alimentado por quizá el proceso más turbio no únicamente en el estado, sino en todo el país, de designación de candidatos, desmembró al otrora dominante PRI quintanarroense. Desde hace más de una administración, muchos de nuestros políticos fueron “brincados” en la designación natural a puestos y candidaturas de elección popular. Una nueva generación (para algunos, demasiado joven) vino a ocupar esas posiciones. Otros fueron sistemáticamente mantenidos a raya de la vida política. El momento más claro y en el que mayor descontento, coraje e indignación generó ha sido la designación a candidaturas para puestos de elección popular. El más claro ejemplo, el gobernador Carlos Joaquín quién buscó el apoyo de partidos distintos al PRI. Y en las elecciones obtuvo el triunfo. En 40 años de ser estado, Quintana Roo no había conocido la alternancia en el poder. Tampoco de una conformación política distinta al esquema de un “partido de estado”. El cambio en el gobierno, el cisma político, ha ocasionado una desbanda de los tradicionales cuadros. Fenómeno que no sólo se da en el PRI, sino también en el PAN, PRD e incluso en el PT, anteriormente importante fuerza política impulsada por Greg Sánchez y triunfos electorales en localidades rurales del estado. Por cuestiones de empate de calendario electoral, en el 2018 habrá elecciones para las presidencias municipales y senadurías. Y todos los actores, actuales, olvidados, rezagados o excluidos, al igual que los “vigentes”, se han acelerado y arrancado muy, muy, pero muy antes de tiempo, la carrera por las candidaturas del 2018. Al igual que los reacomodos y enroques, entre ellos el de varios priistas y panistas de primera línea a MORENA. La amenaza continua latente de los cuadros más representativos en otros partidos de, en caso de no obtener las candidaturas “naturales”, buscar opciones políticas que los acobijen. Tal pareciera que se trata de “sálvese quién pueda” o una especie de sillas musicales donde todos tratan de obtener su lugar. El más reciente caso, el de Cora Amalia Castilla quién arranca ya su candidatura por la senaduría. Nos falta más de un año para la designación de candidatos. La polìtica chetumaleña es la suplente del Senador y ex gobernador, Félix González Canto. No obstante haber sido designada por el carrusel político en un sinnúmero de cargos de la administración pública, en los últimos años fue enviada a la “banca” política, oportunidad que aprovechó para estudiar una maestría. Curiosamente, se le conoce más por nunca desaprovechar un acto político, siempre apareciendo y solicitando un sitio en podium, independiente de la naturaleza del evento o si haya sido invitada. Como también la exhuberante iluminación navideña de su casa que asemeja película americana. Recordemos que fue una de las priistas de primer nivel que estuvo presente haciendo política en la toma de posesión de Carlos Joaquín. ( Galería toma de posesión

El negrito que va dónde están los golpes

marzo 6, 2017
México, 6 de marzo.- Ser negrito en Acapulco, en Guerrero, es pleonasmo. Hablar de René Juárez Cisneros, en contrario, es hablar de excepción. De esas historias de éxito que definían nuestra mayor riqueza como sociedad: La permeabilidad social. Lo que, desafortunadamente, parece haberse perdido.  Y, sobre todo, dentro del PRI.  Basta ver la fortuna, la inmensa colección de pinturas valiosas, que ha declarado el actual líder del PRI.  Y así a su alrededor.  El que menos, viene de escuelas privadas. ¿Hambre?  ¿Qué querrá decir eso para nuestros gobernantes?  Para quienes no alcanzan los signos de pesos.  ¿Qué no la esposa de Javier Duarte escribía páginas para “llamar” a la abundancia mientras hacía “mapas” de sus mansiones? Juárez Cisneros dice, lo sabíamos quienes le llamamos “negrito” desde hace muchos años con inmenso afecto, en una espléndida entrevista firmada por Bibiana Belsasso, que viene de una “familia acomodada” porque el que no tenía catre tenía un petate… todos dormían juntos, y el padre que regresaba de “meserear” por las madrugadas “llegaba a pisar chamacos”. La Laja, donde creció, y lo tiene a mucho orgullo, Juárez Cisneros, es una colonia muy humilde de la periferia de Acapulco donde los “colonos” construyeron sus casas con lo que había. René a los cinco años se iba a Playa a “vender mariscos”, que no a mover la panza, conste.  Y luego en la primaria trabajaba, y luego en la secundaria trabajaba, en un restaurante.  En esos años, resume, sin dolor, sin pestañear, sin ninguna amargura su meta era comer. O sea, en verdad, en serio, su meta era comer. Así estudió, en Chilpancingo pese a que lo habían aceptado en otras universidades, Economía.  Y supongo que porque Alejandro Cervantes, que fue gobernador, y era, también economista.  René Juárez no lo dice, pero a mí me consta que era un hombre decente.  Eso, tan excepcional en política, que ahora llaman “un hombre de bien”. Y así, trabajando, hizo carrera política.  Dentro del PRI, que antes de la hecatombe, de la inmensa crisis que vive hoy a 88 años de haber sido fundado, era el mejor vehículo para que hombres, algunas mujeres, como Juárez Cisneros llegasen a convertirse en gobernantes de este país. Hace, como sabemos, muchos países. Como la entrevistadora, quiero creer, no lo conoce a fondo, de hace más de veinte años, le pregunta ¿cómo le haces para no perder piso?  Imposible con él.  Jamás.  Y eso de meter las manos al fuego… se vale.  Juárez Cisneros es, ha venido siendo el mismo hombre accesible, amable, cálido… cuando mucho está “perdido” en su oficina de Bucareli, aunque nunca deje de responder un mensaje con envidiable sentido del humor. René fue presidente municipal de Acapulco.  Y después gobernador de Guerrero.  Y los muertos no se le multiplicaron.  Y las manifestaciones no le derrumbaron “Casa de Gobierno”.  Y muchos, también me consta, lo recuerdan con respeto.  Que es bastante más de lo que pueden decir la mayoría de los gobernadores de este sexenio. Cuando las puertas se cierran,

Con rumores y desmentidos, Zetina González sigue en la Auditoria Superior

marzo 1, 2017
Quintana Roo, 1 de marzo.- A pesar de una “batalla de desinformación”, Javier Zetina González continua al frente de la Auditoria Superior del Estado. Desde la mañana se difuncdió la versión de la renuncia a mediodía del auditor del estado. La diputada Leslie Hendricks explicó en la sesión del Congreso del estado, que no se habían cumplido ninguno de los tres motivos por los que se podría cambiar al auditor: irregularidades en el nombramiento, mal desempeño en el cargo, o bien, su renuncia. Afirmó que “No hay elementos para que el auditor se vaya.” Javier Zetina tuvo que desmentir las versiones de su renuncia como auditor. Versiones y supuestos que desde hace meses tienen eco. Zetina González fue nombrado al puesto en junio pasado, durante el tercer periodo extraordinario del Congreso, en medio de tensiones que obligó al Congreso a instalarse temporalmente en un hotel de Chetumal.  

De Cancún a Oaxaca, señalado como espia y asesino: José Manuel Vera Salinas

febrero 20, 2017
Quintana Roo, 20 de febrero.- En el documento final de la Comisión de la Verdad, de Oaxaca, patrocinado por el padre Solalinde, se pide que sea detenido José Manuel Vera Salinas por responsabilidad en el asesinato de dos militantes del EPR: Edmundo Reyes Amaya y Alberto Gabriel Cruz Sánchez. Esto, sucedido en el año 2006, en Oaxaca. Es decir, antes de que llegase a Cancún como funcionario de seguridad pública municipal de Francisco Alor Quezada, en diciembre del 2007.  Antes, también, de que se quedase con Greg Sánchez, antes de que regresará a Oaxaca con el junior hijo de José Nelson Murat Casab. En la mitad de todo esto le descubrieron una “Casa de Espionaje” en Cancún, en 2010. ¿Cómo un marino, paracaidista, ingeniero, egresado de la H. Escuela Naval de Veracruz puede estar en tantos señalamientos negativos?  Es pregunta. Tal vez habría que escribir una novela sobre este personaje que ha “servido” a varios políticos quintanarroenses, tan diversos como Alor Quezada o Greg Sánchez, a Félix obvio, también a Borge de pasadita… y a por igual a Ulises Ruiz, uno de los responsables de la debacle del PRI en Quintana Roo en 2016, y a los señores Murat. Recomendado por el Almirante Miguel Ángel Ramos Leal, cuando estuvo comisionado en  Chetumal por la Secretaría de Marina, antes de ser secretario de seguridad pública estatal, el capitán de navío Vera Salinas es hoy por hoy la figura más importante del ámbito de seguridad en Oaxaca. No solamente debe tener varias casas de seguridad, para espionaje, como la que le encontraron en Cancún con varias grabaciones.  Ya que espiaban, por igual a activistas políticos que a empresarios o políticos.  La pregunta que siempre ha estado sin responder es si Vera Salinas lo hacía por instrucciones de Greg Sánchez, entonces “enemigo político”, o del mismo gobernador Félix González. Lo cierto es que la averiguación previa 316/2010 de la PGR no prosperó.  Y Vera Salinas no fue detenido, pese a que tenía a 11 policías municipales interviniendo llamadas.  Lo que, sabemos, es bastante común en Quintana Roo. Algo, mucho, les debe saber a los señores Murat, padre e hijo, porque le pidieron que controlase la secretaría de Seguridad Pública Estatal… ya que no podían nombrarlo con sus antecedentes.  Y lo hace, a través de otro marino, José Raymundo Tuñón Jáuregui.  ¿Qué fue lo primero que hizo?  Controlar el negocio de los 15 penales que hay en Oaxaca, donde los directores fueron hechos a un lado para que una administradora y su esposa, sean los que “controlan” todo el dinero ilegal que deben hacerle llegar a sus jefes, marinos ambos. ¿Lo sabrá esto el almirante Vidal Soberón?   ¿Le importará a alguien la fuerza nefasta de este personaje de la picardía política-seguridad-militar del país? Buena historia: Represor, asesino, espía, ingeniero naval y lo que se acumule éste año en Oaxaca… Isabel Arvide CambioQRR @isabelarvide

El Muerto “Escandaloso”

febrero 20, 2017
Quintana Roo, 20 de febrero.- Se trata, justamente, de la imagen impresentable. Que no puede ser mostrada en esas reuniones de “Turismo” que tan oportunamente ponderan las “ventajas” de Quintana Roo. Un hombre ensangrentado, las manos casi cercenadas, yace en el suelo en un charco de sangre. Publicitación, también hay que admitirlo, estilo Quintana Roo. Sin ningún respeto para la víctima, sin idea de lo que significa privacidad. El taxista, joven, fue “levantado” el pasado sábado 18 de febrero del estacionamiento del Parque Turístico Xcaret, delante de los turistas de diversas nacionalidades que bajaban de sus autobuses en ese momento. Pocos kilómetros más adelante, en cuestión de minutos, en la misma zona turística, para ser exacta en la vía que comunica Xcaret con Xplor, fue aventado su cuerpo, casi muerto. ¿Un ajuste de cuentas? Tema, definitivo, de los intereses de los grupos que se disputan la plaza. Y el oficio, son excepción los pocos que no lo son, de narcomenudista del taxista. Presente una larga omisión, que me conste desde el gobierno de Félix González Canto, respecto a los taxistas. No se les revisa, no se les hace análisis anti-doping, no se les detiene por ninguna razón… y venden droga a los turistas, como si fuesen chicles. En todo el Estado. Los taxistas, como gremio, venden también sus votos. En el pasado a favor del PRI, en la elección del 2016 a favor de Carlos Joaquín. Por eso la impunidad. Este es el crimen que sí afecta la imagen del destino turístico. Es a cual más de sintomático porque no sucedió en una colonia popular, ni siquiera en las inmediaciones de la Fiscalía del Estado en Cancún como el mes pasado, sino en un lugar turístico cien por ciento. El taxista, de nombre Ricardo, sin identificar el apellido en las notas publicadas, tenía 28 años y estaba estacionado, en la puerta de dicho parque Xcaret, esperando pasaje. ¿Y los 200 policías federales que envió el Secretario Miguel Ángel Osorio Chong, después de los balazos y los muertos en enero? ¿Y los militares? ¿Y los marinos? Nada a decir de los policías municipales, los más cercanos serían los de Playa del Carmen, porque un día antes, el viernes por la mañana, habían detenido a los responsables de un robo habitacional. A la casa de un importante señor. Y los ladrones con todo y caja fuerte iban en el automóvil que vieron los testigos… cuando fueron detenidos en la carretera hacía Cancún… casualmente uno de ellos era un policía… pero ministerial, es decir dependiendo de la nueva Fiscalía que encabeza Miguel Ángel Pech Cen, de los “angelitos” que le dejaron. Este, de nombre Paúl Hernández, estaría “robando” bajo las ordenes de un expolicía, también de esa, entonces, Procuraduría de Justicia, don Alejandro Chacón Mantilla… muy famoso en Quintana Roo. Pues bien, ya exculpados los policías municipales, hay que insistir en los federales… Ohh pero resulta que el lunes 20 de febrero los señores del CJNG, y también los ZETAS de la VIEJA

No Aceptar el Estado Especial que Vivimos

febrero 17, 2017
México, 17 de febrero.- Lo que nos falta es una declaratoria Presidencial. Como sucedió en Francia después del atentado terrorista en la discoteca de Paris. Falta reconocer pública y legalmente lo que vivimos: Un Estado Especial. Sería mejor, incluso, la declaratoria de un Estado de Excepción. Pero como esto equivale a una aceptación tácita de que se ha fracasado al gobernar, nos podemos quedar con la otra declaratoria. De esta manera la participación de las fuerzas armadas en asuntos de policía, el “abatimiento” de los presuntos delincuentes, serían absolutamente legales. Y la sociedad sabría que frente al “inmenso peligro” que significan estos criminales sus libertades individuales se ven reducidas. Como sucede en los hechos. En las muchas poblaciones donde es imposible salir a la calle. Como sucede, también, en el Periférico de la Ciudad de México, donde matan a los conductores con total impunidad. Las policías locales y estatales, supongo que también las federales, no han podido hacer su trabajo de “someter”, de poner ante la autoridad judicial a los criminales. Por eso, si entiendo bien, se les ha ordenado a los militares/marinos intervenir, con todo y sus armas, sus helicópteros, su gran capacidad letal. No se les pidió, si entiendo bien, que ayudaran a “detener” a los presuntos criminales, sino que los “abatieran”, tal como puede constatarse con total sencillez al revisar los operativos de los últimos meses. Aquí tenemos una de las raíces del conflicto en que están metidos la sociedad y fuerzas armadas, hacía dentro del país y, también, en un futuro hacía las organizaciones de derechos humanos internacionales. ¿Hubo una orden, que pueda comprobarse, del primer mandatario para “abatir” a criminales en operativos? ¿Para disparar contra civiles? Porque las leyes internacionales prohíben a las fuerzas armadas, aquí entra la Marina-Armada, disparar contra civiles.   Punto. Repito, las leyes internacionales prohíben a las fuerzas armadas de cualquier país disparar contra civiles. ¿Entonces qué sucede en México? Primero, que no ha habido la declaratoria de Estado de Excepción, o en su lugar de Estado Especial, que hace inválidas leyes y, por tanto, permiten que los militares disparen contra civiles, previo aviso a la sociedad que no existen libertades individuales, o que estas están reducidas en razón del objetivo y/o de la gravedad de la realidad que viven. Esta declaratoria puede ser para una población, una entidad federativa, para un tiempo específico. Si así se hubiese hecho en Nayarit otro, muy distinto, sería el análisis de los hechos. Lo que López Obrador ha llamado “masacre” tendría otra connotación. Las leyes internacionales, que rigen en México porque se han firmado adhesiones a estos protocolos, dicen enfáticamente que los civiles NO SON NI PUEDEN SER ENEMIGOS. Punto. Sin embargo, a los militares, aquí entran los marinos, se les enseña, se les inculca como parte de vida, que deben aniquilar, exterminar, abatir a los enemigos. Esa es su función primaria, para la defensa de México: Abatir a los enemigos. Y desde el gobierno de Felipe Calderón se les dijo que el enemigo
Ver más