¿Regreso de los Joaquín?

¿Pedro interviene en el gobierno de Carlos?
Isabel ArvidePorIsabel Arvide 2 años de sido publicado.Sin comentarios
Anuncios


cjpjnj_tw

En su momento, inmensa traición dictada por el miedo, Mario Villanueva Madrid le quitó, literalmente le quitó de las manos la candidatura a la gubernatura de Quintana Roo a Addy Joaquín Coldwell, por haber escuchado grabaciones telefónicas donde “la gente de Pedro” intervenía.

Pedro Joaquín es la sombra que no podrán vencer. Sombra, me parece, a ratos imaginaria.

Primer gobernador político, porque a Jesús Martínez Ross le tocó echar a andar prácticamente el Estado, Pedro sigue vigente. Ha sido titular de Turismo, presidente del CEN del PRI, embajador, negociador para la paz en Chiapas… ha sido, sigue siendo. Es, definitivo, el quintanarroense con mayor espacio político federal.

Su padre, don Nassim, fue más que una institución. Un hombre poderoso que no ejerció el poder. O, que al menos, no lo ejerció como pudo legítimamente hacerlo desde su casa en Cozumel. La llegada de Carlos Joaquín es, si algo, un homenaje inmenso a ese hombre pleno de cualidades humanas.

Sin embargo, el que fue electo, el que va a gobernar se llama Carlos.

¿Es parte de la dinastía Joaquín?

¿Existe la dinastía Joaquín? Imposible negar la influencia del apellido en el Estado. Una influencia inmanente. Porque todos saben quiénes son. Porque todos los conocen. Porque todos han tratado con ellos. Porque hay avenidas que llevan su apellido.

Los nietos de don Nassim serán, apuesta segura, el relevo. Nietos que, hasta el momento por edad, son los hijos de Pedro y de Addy, con sus respectivos hijos. Ellos son los que tienen, deben, pueden tener protagonismo. Si es en la iniciativa privada o en la política, lo sabremos pronto. Hay otros “Joaquinistas” en la familia, como el expresidente municipal de Cozumel, Lito Joaquín que, consta, estuvo haciendo proselitismo a favor de Mauricio Góngora.

La tribu es la tribu. Y un apellido, sangre de la sangre, siempre va a llamar, a unir, a dar sentido común a un grupo de personas. La familia fue un valor que don Nassim siempre respetó.

¿Los Joaquín se van a ver favorecidos en sus negocios por la llegada de Carlos al gobierno? No lo sabemos. No creo que haya una clausula en contrario, de prohibición, como sucedió cuando Pedro fue gobernador. Esa separación inmensa entre el mundo de “las tiendas” de la familia, de todos sus negocios y el gobierno tiene que haber hecho escuela con sus hijos.

No podemos sino especular al respecto.

Pedro siempre ha navegado otros mares. Siempre ha cumplido con una norma de exgobernador ausente que él mismo se ha impuesto.

Ahora es, también, ex dirigente de su partido. Y su medio hermano, Carlos, fue electo bajo las siglas del PAN y el PRD, derrotando a su partido. Lo que, quiero imaginar, debe pesar en su ánimo antes de tener un protagonismo local. Hay muchos priistas lastimados, aunque la marabunta de los nuevos poderosos quiera ignorarlos.

Alrededor de Carlos Joaquín, desde que era candidato, surgen versiones de la presencia, de la influencia de Pedro. Hablando políticamente. Que se vería reflejada con varios “Joaquinistas” en su entorno. ¿Esto significa que va a cogobernar?

No, de ninguna manera.

Pedro tiene otra trinchera.

Estoy al margen.

Pedro Joaquín

 

A pregunta expresa responde: “Estoy al margen”.

No obstante, en entrevista con Pedro Canche, habló largo de lo que debe hacer Carlos Joaquín como gobernador al llegar al poder: “… lo que hay que hacer es empezar por hacer una reingeniería de la deuda, hay que hacer una negociación de la deuda… no se debe desbordar el gasto corriente ni la deuda… Es la hora de gobernar para todos, Carlos tiene esa obligación”.

Estas declaraciones fueron subidas al portal de noticias de Carmen Aristegui el lunes 19 de septiembre.

¿Suena a orden? ¿Es el hermano mayor que da instrucciones? ¿Es un consejo político?

Lo cierto, es Pedro es una voz autorizada. Lo cierto, también, es que renegociar la deuda se traduce en endeudar todavía más al Estado… ¿hasta dónde, ¿cuánto más?

Pedir dinero prestado, indispensable para caminar los primeros días, es caer en lo que tanto se criticó en la campaña. Un gobierno priista volvió a negociar la deuda con que se encontró por otro gobierno priista… eso fue lo que sucedió con Roberto Borge al inicio de su gobierno.

Por lo pronto, si hablamos de los Joaquín, la voz sabia se apagó. Esa, la voz lucida del padre, es la que hubiese tenido que escuchar Carlos. Y si me apuran, esa voz, también, es la que le va a hacer falta.

Anuncios


Category:
  Pesquisas

Escribe un comentario