¿La Bandera al revés no importa?

Triste celebración del final de este sexenio
Isabel ArvidePorIsabel Arvide 8 meses de sido publicado.Sin comentarios
Anuncios


Quintana Roo, 26 de febrero.- No hay justificación que valga.

Izar la bandera es un ejercicio arraigado en las costumbres militares profundamente.  No hay improvisaciones ni puede haber espacios para que “algo salga mal”.

Y, sin embargo, justo en la última celebración del Día de la Bandera encabezada por Enrique Peña Nieto como comandante supremo de las fuerzas armadas, el ridículo.

La burla al infinito.  Con el antecedente de que el año pasado la bandera se izó, en el mismo lugar, en la misma fecha, rasgada.  ¿Es intencional?
Todo hace pensar que fue un evento intencional.  Que los militares quisieron expresar su gran disgusto por la realidad que están viviendo, que incluye meterse en labores de seguridad que no les corresponden.  En términos castrenses, en todos los países, una bandera izada al revés significa peligro y/o derrota.

¿Estamos siendo derrotados por algún enemigo?  O, simplemente, los vencidos son los militares.

A quienes únicamente se les ha aumentado mil pesos mensuales, por una sola vez, el salario en este sexenio.  Los que están en la cárcel por obedecer órdenes superiores, en el caso más reciente la tripulación del helicóptero que se accidentó en Oaxaca.  Y no olvidemos las burlas de que han sido objetos cuando los jueces deciden dejar en libertad a los presuntos criminales que detienen, sin apego a derecho.

Estupor, enojo, mucho enojo entre los jefes militares causó el espectáculo de la bandera, gigantesca, objeto del homenaje formal, tuviese el escudo al revés. Torpemente el primer mandatario quiso minimizar el hecho y en su discurso expresó que da igual si la bandera está al revés.  Y no es cierto, no puede dar igual desde ningún punto de vista.

Surgen muchas interrogantes.  La primera es qué control pueden tener los militares, del secretario general Salvador Cienfuegos para abajo en el escalafón de mando, si no consiguen que la bandera sea izada correctamente frente al Presidente, de cara a la Nación.  ¿Qué está fallando en sus controles, qué errores viene arrastrando en su organización interna?

Imposible aceptar que todo está bien hacía dentro de las fuerzas armadas si no logran izar la bandera, si no revisaron, si no tuvieron control.

Recordemos que posterior a la visita de Trump a nuestro país, como candidato, en varias poblaciones del país también fue izada la bandera, por militares, de manera equivocada.

¿Fue un error o un mensaje de dentro?  No nos queda sino la duda.  Para muchos que conocen el medio militar, fue intencional.  Lo que no ha sido transmitido con eficiencia es cuál es el fin que perseguían con esto, ¿simplemente expresar su enojo?  La cara de estupor de Enrique Peña Nieto es de antología, porque todo sucedió en transmisión directa, frente a las cámaras.

Que coraje, entripado tan grande, debe haber hecho el general Salvador Cienfuegos que ya está preparando su retiro en la ciudad de Mérida…

 

 

Isabel Arvide

@isabelarvide

CambioQRR.com

Anuncios


Category:
  Análisis

Escribe un comentario