HERIBERTO CAMPOS MARTÍNEZ, EL CUATRERO QUE SE CONVIRTIÓ EN JEFE

PorRedacción 1 mes de sido publicado.Sin comentarios
Anuncios


Quintana Roo, 19 de Septiembre del 2018(CambioQRR).-Heriberto Campos Martínez  alias “El Diablo” fue, finalmente, traslado a un penal federal durante un operativo en el que la Secretaría Estatal de Seguridad Pública de Quintana Roo utilizó a 600 agentes, 60 vehículos y un helicóptero.

De esta forma desmembraron “La Comitiva”, un grupo que tenía una estructura similar  a la de un cartel de la droga, que operaba en la Cárcel de Chetumal desde hace más de siete años y que, tenía como líderes además de “El Diablo” , a personajes identificados con los apodos de “El Frijol”, “El Poli” y “La Sexy”.

Heriberto Campos Martínez asumió el control de la cárcel, aprovechando una coyuntura en la que el anterior dirigente de los internos, Carlos Hernández Ramón estaba a punto de recuperar su libertad tras cumplir una condena por narcotráfico, aunque finalmente no salió libre   pues fue señalado de ser uno de los autores intelectuales de un homicidio.

El ingreso de Campos Martínez ocurrió en 2011, por una orden de aprehensión emitida por el delito de Abigeato, pues había sido señalado de matar unas reces en comunidades de la Ribera del Rio.

Al hacerse del control del penal, instauró una estructura, para cobrar por el uso de piedras(camas), introducir artículos electrodomésticos, la venta de droga, comida y la renta de la zona de visitas conyugales.

Bajo su mando tenía a varios reclusos a quienes denominó “rondines” quienes eran los encargados de recorrer los pasillos y galeras en busca de personas que no cumplieran con sus cuotas, o que infringieran las reglas que él mismo había establecido. Si alguno de ellos lo hacía, el castigo iba desde golpes en los glúteos con una tabla hasta ser encerrados en una celda, todo bajo los ojos complacientes de directivos y custodios del penal.

Familiares de internos se quejaron en múltiples ocasiones por los “castigos “ impuestos por “El Diablo”, como en meses pasados, cuando una mujer denunció que por órdenes del líder a su familiar apodado “El Viera” le habían quemado las plantas de los pies. También denunciaron en múltiples ocasiones que encabezaba una red de extorsión para los familiares de los detenidos.

Foto: CambioQRR

En 2017, la Secretaría de seguridad Pública, quiso trasladarlo junto con siete internos más a una cárcel federal, pero no lo consiguieron pues los internos se amotinaron y fue sólo después de que negociaron con autoridades del penal para que no se realizara el movimiento de los reos, cuando regresaron el control de la cárcel.

Este hecho quedó plasmado en un corrido que un grupo musical de Carlos A. Madrazo le compuso, en el que se relata la forma en la que los internos defendieron a “El Diablo” y le ganaron la batalla a las autoridades.

En esta ocasión no corrió con la misma suerte, pues fueron 600 elementos de la Policía Estatal, Municipal, Federal, Ministerial, Ejército Mexicano y Secretaría de Marina, quienes realizaron el operativo mediante el cual, después de siete años, se concretó su traslado a una cárcel de máxima seguridad.

Anuncios


Category:
  Información

Escribe un comentario