YA NO HAY DÓNDE PONER LOS CUERPOS DE LA GUERRA ENTRE EL NARCO

AvatarPorAbraham Cohuó Uicab 2 semanas de sido publicado.Sin comentarios
Anuncios

Quintana Roo, 07 de Abril del 2019 (CambioQRR/Abraham Cohuó).- Ejidatarios de Pucté, una comunidad ubicada a 65 kilómetros de Chetumal, Capital de Quintana Roo, se negaron a la construcción de una fosa común en el panteón del poblado, alegando que la construcción del mismo iniciada semanas atrás por la Fiscalía General del Estado, no contaba con todos los permisos y podría generar problemas de salud a los habitantes.

Foto: CambioQRR

Durante la asamblea ejidal realizada la mañana de éste domingo, los más de 90 ejidatarios votaron de manera unánime para clausurar los trabajos que se realizan en el panteón de la comunidad y que pertenecen a ese núcleo agrario, además de que dieron un plazo de 72 horas para que la Fiscalía General del Estado recoja todo el materíal de construcción que dejaron en el lugar.
A mediados de Marzo, un grupo de albañiles comenzaron con la edificación de lo que ellos mismos informaron, se trataría de una fosa común para depositar cuerpos. Los constructores fueron enviados por la Fiscalía General del Estado y el responsable únicamente presentó un documento avalado por la delegación municipal de Pucté para que amparaba la construcción.
Sin embargo, al tratarse de terrenos ejidales, los comuneros clausuraron las obras y en tanto la FGE no les solicitara la autorización y les presentara detalles del proyecto.
La Fiscalía pretendía depositar en la fosa común, más de 260 cuerpos que actualmente permanecen sin identificar en el Servicio Médico Forense (Semefo) de Cancún, los cuales son resultado de la violencia registrada en ese polo turístico, tan sólo en los dos últimos años.

Foto: CambioQRR

En su mayoría, se trata de cuerpos y partes de cuerpos encontrados en la vía pública, resultados de ejecuciones que han sido relacionadas con la delincuencia organizada y qué, nadie reclamó.
Sin embargo, el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, impide que los cadáveres sean enviados únicamente a la fosa común, sin antes realizar un proceso de identificación y preservación de los mismos, para lo cual se necesitan instalaciones adecuadas, de las cuales carece la Fiscalía General del Estado.
Tras las cancelación de la obra en Pucté, enclavada en la Ribera del Rio Hondo, frontera entre México y Belice, los 260 cuerpos permanecen en un Semefo cuya capacidad inicial era para 20 cadáveres.

Anuncios
Category:
  Información

Escribe un comentario